Aktua Liderazgo | Socioafectividad y autogestión en equipos de alto rendimiento.
socioafectividad, autogestión, comunicación, intenciones, espacios, Paco Seirul.lo, Estructuralismo, equipos.
1072
single,single-post,postid-1072,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Socioafectividad y autogestión

Escrito por Camilo Speranza
dortmund

Socioafectividad y autogestión

¡El buen rollo (también) es importante!

Todos estamos en varios grupos de whatsapp. Seamos honestos: en la mayoría estamos porque no nos queda más remedio. Alguien nos agregó al grupo y, como pensamos que quedaría bastante feo por nuestra parte abandonarlo, silenciamos las notificaciones de mensaje y nos quedamos en él. ¿Pero qué ocurre? No sé si a ustedes les pasa, pero a mí me pone bastante nervioso ver que tengo mensajes sin leer, así que lo que hago es entrar de vez en cuando a los grupos en los que estoy (y no deseo estar) y así desaparece ese infame circulito rojo de la pantalla de mi móvil.
Sin embargo, hay unos pocos grupos de whatsapp en los que sí que quiero estar. En general, en estos grupos están incluidos compañeros de profesión y en ellos mantengo habitualmente charlas y debates acerca de diversas cuestiones, casi todas relacionadas a cómo ayudar a los jugadores que entrenamos a relacionarse con el juego (hablo de fútbol, claro) de manera más eficaz.

Hace un par de días me llega a través de uno de estos grupos un vídeo de una actividad de entrenamiento de un equipo de élite. Hasta aquí nada raro. Hoy en día podemos acceder a vídeos de este tipo con bastante facilidad a través de diversas redes sociales. Lo curioso es que en este caso la actividad de optimización que estaban llevando a cabo los jugadores era una clase de aeróbics. De un lado estaba la totalidad de la plantilla y del otro estaba la profesora que, al ritmo de una música altísima, iba marcando una coreografía que combinaba diferentes ejercicios con elementos de danza. Si esto no es “aeróbics” pido las disculpas del caso. Asumo mi total ignorancia en la materia, pero imagino que el lector entenderá a qué tipo de actividad me estoy refiriendo.
La cuestión es que no tardaron en llegar opiniones por parte de los integrantes del grupo acerca de la actividad que estos jugadores estaban realizando.
Una opinión en concreto me llamó mucho la atención: un compañero pensaba que se trataba de una “tarea para incidir de forma preferente en la estructura socio-afectiva”. No les voy a negar que me resultó difícil llevar la contraria a alguien que habla con tanta propiedad, así que no dije nada… pero me quedé pensando.
Y comparto mi opinión con todos ustedes: desde luego, la estructura socio-afectiva está presente y se manifiesta en este tipo de tareas, pero lo hace porque ésta es inherente al deportista y a las relaciones humanas.

Ahora bien, desde mi punto de vista, la socio-afectividad tiene un papel mucho más trascendente en el juego que el mero hecho de estar asociada a lo que coloquialmente podríamos denominar “buen rollo”.
También desde mi punto de vista, nosotros los entrenadores tenemos una gran misión en nuestros equipos: ayudar a los jugadores a ser cada vez más libres. La libertad está relacionada a la autogestión.
Al igual que diversos autores, me siento próximo a la idea de que no somos completamente libres en la medida en que todos somos seres condicionados y a la vez condicionadores. Ningún jugador dentro del campo puede “hacer lo que quiera”. Ahora bien, también creo que los entrenadores podemos establecer unas pautas de actuación preferenciales con la esperanza de que ello tenga un impacto en el comportamiento de nuestros jugadores y los oriente hacia un “jugar” concreto. Por supuesto, atendiendo a una lista interminable de elementos que configuran un contexto dado.
Creo que fue Mourinho el que dijo que los entrenadores, en esencia, buscamos que todos los jugadores de un equipo deseen lo mismo y lo deseen a la vez. Yo me tomaría el atrevimiento de cambiar el verbo “desear” por el de “sentir”.
En este sentido, creo que los entrenadores somos algo así como “orientadores de intenciones”.

 

Me parece que aquí es donde entra la idea de autogestión, la cual a su vez vinculo al concepto de comunicación. A mi juicio, la autogestión es un fenómeno que ocurre en todo momento ya que son los jugadores los que deben solventar los acontecimientos del juego en función de sus propias posibilidades. En todo caso, podríamos hablar de una autogestión óptima o más eficiente.
Y vuelvo a referirme a la comunicación. Tradicionalmente asociamos el concepto de “comunicación” dentro del campo con el “hablarse”. ¡Y hablarse dentro del campo está muy bien! Sin embargo la comunicación más significativa es la que surge a partir de establecer unos altos niveles de lo que Paco Seirul.lo denomina “comunicación aserto-motriz”, es decir, vías de comunicación no verbales que permitan a los jugadores que intervienen en los espacios próximos al balón identificar la situación que se presenta y diseñar una actuación motriz colectiva para resolverla de forma óptima, a partir de unas determinadas prioridades.

De vuelta al tema de los jugadores haciendo aeróbics: ¿quiénes somos para decir qué está bien y qué está mal? El equipo que no hace aeróbics juega partidillos dentro de burbujas de plástico, o se va a los karts, o hace una cena de tanto en tanto. La cuestión es que, como entrenadores, tengamos claro que ello no es sustitutivo de las interacciones significativas que se dan en el campo y que ayudarán a que nuestros jugadores alcancen un profundo conocimiento del compañero, facilitando así unos mayores niveles de comunicación aserto-motriz y de autogestión.

Como dice Martí Perarnau “el fútbol no es de los jugadores sino de los equipos”, y en eso el buen rollo (también) es importante.

Camilo Speranza
Entrenador Nacional de Fútbol

Nota del autor: el grupo de whatsapp al que se hace referencia al inicio de este texto es ficticio.

 

No Comments

Post A Comment